domingo, 17 de febrero de 2008

Frases y filosofias para el uso de la juventud (Oscar Wilde)

- El primer deber en la vida es ser tan artificial como sea posible. Y el segundo es que nadie tiene que descubrirlo.

- Hay algo trágico en el enorme número de jóvenes que viven en Inglaterra en la actualidad y que comienzan su vida con perfiles perfectos y la terminan adoptando alguna profesión útil

5 comentarios:

Superfucker dijo...

A los que os guste el género de las frasecillas, tenéis que escarbar en Oscar Wilde...era un ingenio portentoso, el muy marica.

Superfucker dijo...

En el juicio que se vió contra él, acusado de homosexual y sodomita, durante el interrogatorio del fiscal éste le leyó en voz alta una carta de un antiguo amante suyo y le preguntó: "¿Reconoce que el contenido de esta carta es abiertamente inmoral y obsceno"? Wilde respondió: "Peor aún: está mal escrita". Tal vez el talento que más he anhelado para la vida cotidiana es esa capacidad de hacer aflorar ese ingenio tan cáustico, esa ironía tan mordaz y esa contundencia elegante en las situaciones difíciles o comprometidas, que es cuando más falta hace y cuando más te hace brillar por encima de todos los demás.
Los cristianos no se merecen presumir de que Wilde volviera al seno de la madre iglesia (con minúsculas) al final de su vida...en realidad, el Reino de los Cielos le esperaba con los brazos abiertos mucho antes a él que a los que le martirizaron en vida, seguramente hijoputas de misa diaria.

Salva dijo...

Amen, Superfucker.

Gran escritor de gusto refinado, le gustaba crearse esa figura de dandi mordaz tan en boga en su época (hablando de modas y dandi, una recomendación pedantotequera: Historia de la Belleza de Umberto Eco). Destacar en vida por la velocidad de la respuesta tiene mérito, pero que se te recuerde por ello en muerte, hay pocos que puedan presumir de ello sin que se tache a sus frases de apócrifas.

Superfucker dijo...

eh Salva que alegria veure't per aqui...dona't una volta pel blog i veuràs com las gastem, som uns animals, especialment jo. Potser així sereu més pacients amb mi si quan entri al vostre blog ho faig amb la voluntat de trencar algún plat...jejeje

Lord Enzi dijo...

Realmente Wilde era un maldito genio brillante como pocos. Se pueden escribir antologías de frases ingeniosas a partir sólo de él.

Aunque sus cuentos son muy buenos, y también El retrato de Dorian Gray, no hay que perderse sus ensayos, verdadero compendio de pensamientos útiles y brillantes. Os recomiendo especialmente "La decadencia de la mentira", publicada por "Bilingües de base", una colección muy buena de ensayos más o menos poco conocidos.